Estamos ahora mismo en unas fechas clave para las bodas. Esta época es siempre una de las más aclamadas para celebrar vuestro día especial. Es probable que una de las cuestiones que te ronde por la cabeza es qué hacer con el ramo de novia. Por que antes la tradición mandaba que debía de lanzarse hacia atrás, las mujeres que estaban en la boda debían ponerse detrás e intentar cogerlo al vuelo. Aquella que lo atrapaba, en teoría, sería la próxima en casarse.

Opciones para tu ramo de novia

Lanzamiento ramo de la novia - Alejandro Palop

Lanzarlo al aire

Como bien decíamos anteriormente la tradición dictaba que se lanzaba al aire. Sin embargo, esto ha cambiado un poco: en vez de todas las mujeres de la boda, solo se ponen las que fueron a tu despedida y las que más te han ayudado con la boda. El resto sigue igual. Te aconsejamos que lo lances con fuerza y por encima de tu cabeza para que no quede en tus pies.

Darlo a alguien muy especial para ti

Aquí la tradición también dicta que debes dárselo a tu dama de honor o a la próxima en casarse. Sin embargo puedes entregárselo a quien quieras, a lo mejor te hace muchísima ilusión que lo tenga tu abuela. Es una de las más complicadas ya que tienes que pensar mucho a quién dárselo.

Regalarlo a un amigo o familiar ausente

Puedes ofrendarlo a alguien que esté muy enfermo el día de tu boda o a alguien muy querido que haya fallecido antes de la boda. Puedes ir al día siguiente al hospital o al cementerio a ponerlo.

Consérvalo

Otra opción es quedártelo para tener un bonito recuerdo. Las floristerías tienen un acabado especial para poder conservarlo para siempre aunque sean flores naturales (secarlas o liofilizar el ramo).

Ramo de novia - Alejandro Palop

En definitiva, hay varias opciones para elegir, de modo que se trate de algo especial para ti.